Foto Coagulación

fotocoagulacion

El tratamiento consiste en crear una adhesión entre el endotelio pigmentario y la retina produciendo una cicatriz.

Esta puede obtenerse induciendo una lesión térmica mediante láser o crioterapia.

El tratamiento más sencillo y que se realiza con mayor frecuencia es la fotocoagulación. El láser ofrece la ventaja de que puede aplicarse con una gran precisión en cuanto a la localización e intensidad, causando menor ruptura de la barrera hematorretiniana que el frío.

La fotocoagulación se realiza en la consulta, empleándose generalmente láser de Argón adaptado a la lámpara de hendidura y lente de tres espejos, para lo que sólo se requiere anestesia tópica.

La potencia se calcula para obtener una quemadura blanco-amarillenta. Se aplican 3 ó 4 filas de impactos confluentes rodeando la rotura hasta el borde de la misma.